Villalpando

Pueblos que merecen una visita.

Villalpando, localidad zamorana nos espera para mostrarnos los restos de un pasado histórico. En ella habitaron celtas, cartagineses, moros, cristianos y templarios.

La vieja Alpando, o Intercancia como la llamaron los romanos, un día estuvo amurallada por los cartagineses, actualmente se conservan dos de sus puertas para acceder intramuros. La increíble puerta de San Andrés y la de Santiago. Un día dejó de ser ciudad y se convirtió en villa destacada de Castilla. Un antiguo dicho decía “Villa por villa, Alpando en Castilla”Sus calles las recorrieron el rey Carlos V y también Felipe II. Y aquí también estuvieron la tropas napoleónicas. Se pueden ver la ruinas del castillo de los Velascos y en esta villa también se construyó el Palacio de los Condestables. A destacar la iglesia de Santa María de la Antigua, con sus tres ábsides de estilo románico-mudéjar. Y también es interesante recorrer su plaza mayor y comprar en la antigua pastelería los famosos “Feos”. Unos dulces de almendras que el confitero creo por un descuido en la receta que estaba realizando. Parece que al paladar resultaron exquisitos pero su aspecto nada apetecible fue el detonante para conocer desde el año 1850 a ese dulce con su actual nombre, Feo.

Si queréis pernoctar con la autocaravana podéis hacerlo en su amplia estación de autobuses, donde sus dársenas permanecen inactivas por la noche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *